Enemigos públicos, de Michel Houellebecq y Bernard-Henri Lévi

6 abril 2010

Dos de los máximos exponentes de las letras francesas con opiniones muy divergentes, descarados y sin pelos en la lengua, mantienen o tratan de mantener un diálogo por medio de e-mails durante el primer semestre de 2008, se intercambian mensajes, que al principio parece que es a muerte, los dos tratan de herir al otro con sus invectivas, con sus diatribas y golpes bajos, todo ello con un transfondo literario de alto contenido, tanto Michel Houellebecq como Bernard-Henri Lévy, en esta obra, Enemigos púbicos, este intercambio epistolar lo empieza Houellebcq, con frases dirigidas a Bernard-Henri Lévy, uno de los principales integrantes del denominado grupo “nuevos filósofos”, llamándole “filósofo sin pensamiento, payaso mediático, hijo de papa” , y otras lindezas por el estilo, que el autor de la gran novela Las partículas elementales, que fue la que le dio la fama, y le ha convertido en el escritor famoso, mal encarado, que va dejando muertos por todas las esquinas con sus soflamas y que está peleado con todo el mundo, no deja de arremeter con unos de los filósofos más importantes del mundo francófono, el cual trata de revertir el dialogo a un punto más pacífico, pero que cuando encuentra una debilidad en su contrincante también entra de forma dura en el debate, como cuando la madre de Houellebec salta a los titulares franceses con un libro contra su hijo, oportunidad que no desperdicia el filósofo para ajustar cuentas.

Nos encontramos a dos grandes escritores, que recorrerán varios temas tanto literarios como de la forma de ver la vida ante acontecimientos que les planea el mundo, de una forma amena, con un alto rigor tanto literario como filosófico, que hará las delicias de los seguidores de estos dos grandes intelectuales de la Francia actual. Y si no han leído nada de ninguno de los dos, este es un buen principio para conocer su forma de pensar y acercarse después a sus obras.

Ficha:

Lengua: Castellano

Editorial: Anagrama

Colección: Argumentos

Encuadernación: Tapa blanda

Páginas: 320

Año: 2010

Edición: 1ª

Traducción: Jaime Zulaika

ISBN: 9788433963024

Anuncios

Caín, de José Saramago

4 noviembre 2009

Hay muchos lectores que consideran esta obra de José Saramago, Caín, una de las obras menores del escritor, sobre todo a raíz de que confeso que la había escrito en cuatro meses, y que era una obra corta, como si para ser buena necesitara mucha extensión y años de elaboración. Y yo creo que es uno de los mejores libros escritos por Saramago y he leído casi todo, naturalmente muchos de los que opinan que es una obra no acorde con la valía del Nobel, es que esta es una obra polémica en el aspecto religioso y muchos de los que le atacan diciendo que es una obra floja, por que no se atreven a decir que es mala, es por que se siente ellos mismos atacados en sus convicciones y que si leyeran el libro atentamente reconocerían que Saramago no exagera para nada el aspecto de ese dios, que el pone con minúsculas, que se enfada por todo y que es capaz de sacrificar ciudades enteras para demostrar su poderío. Por medio de Caín, el escritor nos lleva por diversos escenarios bíblicos, como la expulsión del Paraíso del protagonista, al que el escritor disculpa o atenúa la culpa de haber dado muerte a su hermano, nos lleva también, por medio de Caín, en su errático viaje por el mundo, por Sodoma y Gomorra, por la demostración de como dios busca las cosquillas del Santo Job, por el diluvio universal, y otros acontecimientos donde nos habla de un dios tiránico y cruel. Como ya he indicado otras veces reseñando alguna de sus obras como El Cuaderno, El viaje del elefante, o Ensayo sobre la lucidez, es uno de mis escritores favoritos, por lo que a veces se me puede acusar de poco parcial, aunque me atrevo a decir que si leen este libro les gustará.

 

Ficha:

Lengua: Castellano

Editorial: Alfaguara

Encuadernación: Tapa dura

Páginas: 189

Año: 2009

Edición: 1ª

ISBN: 978-84-204-0509-4


El Mundo Clásico. La epopeya de Grecia y Roma, de Robert L. Fox

11 junio 2008

clasico

Hay muchísimos libros que hablan tanto sobre Roma como de Grecia en la época clásica, pero que a la vez sean rigurosos y amenos ya hay menos y, uno de esos libros es El Mundo Clásico, la epopeya de Grecia y Roma, de Robin Lane Fox, escritor, historiador y académico, catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Oxford.

El libro está dividido en seis capítulos, los tres primeros dedicados a Grecia, que son, El mundo griego arcaico. El mundo griego clásico y los mundos helenísticos. Los otro tres capítulos dedicados a Roma son, La República romana, de la República al Imperio y Un mundo imperial. Todos ellos tratados con rigor y haciendo ameno el embarcarse a leer esta epopeya histórica. Es un libro que a la altura de los mejores ensayos se lee de un tirón y mucho mejor que cualquier novela histórica que últimamente asaltan los escaparates de las librerías y que en las primeras páginas hay que dejarlas de lo malas que son tanto en su estructura narrativa como en el los errores históricos que pretenden narrar. El Washington Post lo consideró uno de los mejores cinco libros del año 2005.

Porque si algo llama la atención de este maravilloso viaje por el mundo de la antigüedad clásica, desde Homero a Adriano, es la presencia del lado humano, de figuras como Sócrates, Alejandro, Cicerón o Julio Cesar, y comentarnos al mismo tiempo como se comportaban los ciudadanos de a pie, su vida cotidiana.

Robin L. Fox fue el asesor histórico de la película Alejandro Magno, de Oliver Stone, en donde además trabajó como extra haciendo de un “hetairoi”, cuyo significado es el de “compañeros” que constituían la caballería de élite del ejército y hacían las veces de guardia personal de Alejandro, en la Batalla de Gaugamela.

Ficha:

Lengua: Castellano

Editorial: Crítica

Encuadernación: tapa dura

Nº Edición 1ª

Año : 2007

ISBN: 978-84-672-2788-8


Me llamo Rojo, de Orhan Pamuk

24 abril 2008

rojoLengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788420466187
Colección: ALFAGUARA LITERATURAS
Año de edición:2003
Plaza edición: MADRID

Me llamo rojo, una novela con mayúsculas, que por sí sola, ya merece un premio nobel, novela polifónica, en la que distintas voces, nos van llevando al desenlace final, con cuentagotas, todos los personajes, animados o no, tienen su propia voz, su propia necesidad de explicar su punto de vista. La trama parte de que el Sultán desea pasar a la posterioridad en un libro que tenga su propia imagen, su retrato, como las pinturas en el mundo occidental, ya que los musulmanes tenían prohibido representar los rostros. Me llamo Rojo nos introduce en el esplendor y la decadencia del Imperio Turco, una potencia que llegó hasta las puertas de Viena. Viajamos hasta el siglo XVI, y cuatro artistas trabajarán en secreto, elaborando un libro lleno de imágenes nunca antes pintadas. Hasta que uno de ellos desaparece. Buscar al asesino y el por qué se convierte en todo un alarde en donde cada persona, cosa o sensación nos habla en primera persona, y el primero en hablar es el muerto, y nos da su versión del asunto, nos habla la muerte, el asesino, los amantes , los colores; y al mismo tiempo nos van dando datos sobre Estambul del siglo XVI, un viaje a su historia, a la preocupación de sus gentes, su filosofía, el radicalismo de algunos islamistas (tal como ocurre hoy en día en la Turquía que quiere unirse a la comunidad europea occidental ) y su forma de amar, que nos atrapa y no nos suelta hasta que leemos su última página y después notamos que se nos hizo corto este viaje.

Otros libros que poseo del mismo autor:

El astrólogo y el sultán.

El libro negro.

Estambul, ciudad y recuerdos.

La maleta de mi padre.

La vida nueva.

Nieve.