La Piedra Lunar, de Wilkie Collins

27 abril 2009

La Piedra lunar, de Wilkie Collins (1824-1889), es considerada como una de las primeras novelas policiaca inglesa y su detective Cuff, uno de los primeros policías investigadores que aparecen en este género de novelas, años antes de aparecer Sherlok Holmes y todos los que después le sucedieron. Como en toda novela de misterio que se precie, algo o alguien desaparece, en este caso es una joya, que fue robada en la India y que termina en manos de una joven adinerada con motivo de su cumpleaños y que desaparece de su habitación durante la noche. Collins a partir de este suceso nos presenta a un grupo de sospechosos en los que tendremos que ir viendo que motivaciones tienen para robar la Piedra Lunar, cada uno de ellos nos dirá todo lo que sepan del acontecimiento según su punto de vista, y así poder saber quién  es el culpable y porque.

Esta novela, que fue publicada en 1868 en forma de folletín en uno de los periódicos que dirigía Dickens, amigo personal de Collins, muy influido por él, se convirtió en una de las mejores novelas policiacas de la historia de la literatura, y que todo aficionado a ella y a esta clase de narrativa no debe dejar de leer. La estructura de la novela se compone de un prologo del propio Collins, una introducción a la historia que se ha de contar y ocho capítulos de forma epistolar  donde cada uno de los personajes nos da sus puntos de vista, terminando con tres epílogos. Ya les digo, es una maravillosa novela, no se arrepentirán de leerla. Por algo T.S.Elliot dijo de ella que era “la novela mejor y más perfecta novela de detectives”. Un libro que debe estar de forma preferente en cualquier biblioteca que se precia. Hay muchas ediciones de esta novela, por lo que no les será difícil encontrarla, la que yo poseo está descatalogada por lo que les dejo los datos de una de las últimas.

Ficha:

Lengua: Castellano

Editorial: Belacqua

Colección: Verticales de bolsillo

Encuadernación: Tapa blanda

Edición: 1ª

Año: 2007

ISBN: 9788496694743

Anuncios