Caín, de José Saramago

4 noviembre 2009

Hay muchos lectores que consideran esta obra de José Saramago, Caín, una de las obras menores del escritor, sobre todo a raíz de que confeso que la había escrito en cuatro meses, y que era una obra corta, como si para ser buena necesitara mucha extensión y años de elaboración. Y yo creo que es uno de los mejores libros escritos por Saramago y he leído casi todo, naturalmente muchos de los que opinan que es una obra no acorde con la valía del Nobel, es que esta es una obra polémica en el aspecto religioso y muchos de los que le atacan diciendo que es una obra floja, por que no se atreven a decir que es mala, es por que se siente ellos mismos atacados en sus convicciones y que si leyeran el libro atentamente reconocerían que Saramago no exagera para nada el aspecto de ese dios, que el pone con minúsculas, que se enfada por todo y que es capaz de sacrificar ciudades enteras para demostrar su poderío. Por medio de Caín, el escritor nos lleva por diversos escenarios bíblicos, como la expulsión del Paraíso del protagonista, al que el escritor disculpa o atenúa la culpa de haber dado muerte a su hermano, nos lleva también, por medio de Caín, en su errático viaje por el mundo, por Sodoma y Gomorra, por la demostración de como dios busca las cosquillas del Santo Job, por el diluvio universal, y otros acontecimientos donde nos habla de un dios tiránico y cruel. Como ya he indicado otras veces reseñando alguna de sus obras como El Cuaderno, El viaje del elefante, o Ensayo sobre la lucidez, es uno de mis escritores favoritos, por lo que a veces se me puede acusar de poco parcial, aunque me atrevo a decir que si leen este libro les gustará.

 

Ficha:

Lengua: Castellano

Editorial: Alfaguara

Encuadernación: Tapa dura

Páginas: 189

Año: 2009

Edición: 1ª

ISBN: 978-84-204-0509-4

Anuncios